Proceso de cifras – Fichero C

1 abril, 2017

FicheroC

Tras 4 años escribiendo en este blog y habiendo compartido con vosotros otros artículos relacionados con el proceso de cifras, aprovecho el momento, ya que nuevamente nos encontramos en el inicio del mismo, para destacar las particularidades que conlleva el primer objetivo del proceso: la generación y remisión del “fichero C” al INE, que ha de contener el conjunto de habitantes sobre los que se basará el razonamiento del Ayuntamiento para poder alegar las diferencias que resulten en el fichero de reparos que nos devolverá el INE.

El fichero C debe contener todos los habitantes inscritos hasta el último día del ejercicio, en este caso a 31 de diciembre de 2016, debiendo reflejar los datos personales y los domicilios que en esa fecha estuvieran asociados a los mismos, así como incluir los habitantes que, estando actualmente de baja, estuviesen empadronados, es decir, se trata de obtener la “foto” de ese momento.

Probablemente el proceso de generación del fichero C es la funcionalidad de mayor complejidad algorítmica que existe en el padrón de habitantes por las variadas casuísticas que ha de contemplar, tanto generadas a causa de una operatoria incorrecta, por inconsistencias en el histórico del habitante u otros errores de la propia funcionalidad, lo que provoca que durante su validación puedan generarse errores que harán necesario, en la mayoría de casos, superar más de una vez el proceso de validación del fichero.

Entre los errores que puede presentar el fichero C se destacan, por ejemplo, que éste no tenga el formato correcto o que el número de registros no se corresponda con la cifra que se ha manifestado o que existan registros defectuosos (que tienen una fecha de variación anterior a 1 de Mayo de 1996 o posterior a la fecha de referencia o posean claves o causas de variación diferentes a las establecidas), aunque, superados los errores de formato o contenido, la mayoría de errores que se producen actualmente son los tipificados como invalidantes.

Los errores invalidantes son aquellos que tienen datos nulos en campos de obligada cumplimentación o bien aquellos que presentan errores de inconsistencia en el conjunto de los mismos (ser español y no tener segundo apellido, ser extranjero y tener un DNI, ser mayor de 16 años y no poseer documento de identidad, contener caracteres inválidos en el nombre o apellidos,  etc..)

Aunque cada año son menos los errores que se generan, entre otras cosas porque la calidad de los datos es mejor, es necesario revisarlos con el objetivo de detectar, como mínimo, los errores sistemáticos y proceder a su corrección en esta fase inicial del proceso de cifras.

Es importante tener en cuenta que los registros con errores invalidantes, si se producen sobre habitantes que ya constan en la base del INE, no serán descontados en el proceso de cifras por lo que, en estos casos, no será imprescindible, aunque sí recomendable, proceder a su subsanación. Es decir, si un habitante ya figura cargado y contabilizado en la base de datos del INE y mediante el fichero C es remitido con un error invalidante, este NO será descontado por el INE, simplemente no procederán a su contraste y será un registro que aparecerá como que SUMA en el fichero de reparos y sobre el cual el Ayuntamiento no deberá alegar, siendo necesario subsanar el error para prevenir errores en futuros ficheros.

Al contrario y cuando se trate de registros que NO consten en la base del INE, será imprescindible que se proceda a la subsanación del error para que en la fase de alegaciones puedan tratarse con la pretensión de que contabilicen en cifras.

Recordar que a partir del fichero de cifras, y para aquellos ayuntamientos que han incorporado caracteres de la fase 2 (por ejemplo acentos en la denominación de los elementos territoriales), podrán indicarlo durante la subida del fichero C a la web del INE, con la pretensión de que se repercutan masivamente dichos cambios mediante la devolución y tratamientos específico del fichero O.

Así mismo y aunque se haya especificado el total de habitantes en la subida del fichero C, será necesario remitir un oficio a la correspondiente delegación, haciendo constar el número de habitantes obtenido, teniendo en cuenta que cada cual evaluará el momento en que debe remitir este oficio, por lo que entiendo que hasta la generación y remisión del último fichero C no se estará en disposición de comunicar la “ultima” cifra que va a defender cada Ayuntamiento.

Para poder abordar el proceso sin contratiempos es importante no demorarse ni superar la primera fecha de 10 de abril para la remisión del fichero al INE,  con lo cual podrán subsanarse las incidencias y volver a remitirlo tantas veces como sea preciso hasta el 25 de abril.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *