Nombre y apellidos inválidos (Errores 51, 52 y 53 de depuración)

24 noviembre, 2014

Diccionario_nombresyApellidosLa mayoría de los temas que publico a través de este espacio surgen a consecuencia de las conversaciones que mantengo con muchos de vosotros, pero aún y así reconozco que no tengo una perspectiva completa de vuestro día a día ya que, en general, mi relación con el Padrón de Habitantes está más en la linea de mejorar o “aliviar” aquellos procesos que puedan ser incorporados en la aplicación de la marca que represento y que probablemente nos une.

En esta faceta, y añadiendo dificultad al propósito, ni tan siquiera tengo acceso directo a las consultas ni acuerdos tomados por el Consejo de Empadronamiento,  cuyo contenido es solo accesible para ayuntamientos y usuarios autorizados por los mismos, y en cuyas actas, entre otros, se resuelven aspectos relevantes a tener en cuenta en la gestión o manejo de ciertas funcionalidades que deben resolver las aplicaciones.

Por tanto, en primer lugar os agradezco la colaboración continua y periódica que nos ofrecéis y, en segundo lugar os animo a que participéis, ya que aunque personalmente no tengo la oportunidad de debatir e influir directamente en dichos acuerdos, si que todos tenemos la posibilidad y el derecho de opinar sobre ellos.

Tras esta introducción y frente a la reiterada petición sobre la opinión que tengo sobre la gestión de los errores de depuración  51, 52 y 53, he decidido abordar este tema, que aunque no es nuevo y ya lleva varios años en funcionamiento, no deja de ser un tema recurrente al encontrarlos cada mes en los ficheros de intercambio.

Para empezar, debo trasladaros que me produce una gran confusión el propósito de esta depuración, del cual extraigo literalmente las aclaraciones recibidas en una circular del INE durante el año 2012:

El objetivo de los diccionarios  no es disponer de una relación correcta de nombres o apellidos sino que las distintas formas de transcripción (correctas o no) de un mismo nombre/apellido tengan el mismo código asociado, de forma que sea posible la identificación basada en códigos y por tanto, mejorar así la coordinación de los Padrones municipales. El objetivo es mejorar los diccionarios de nombres y apellidos para facilitar las búsquedas.

¿Qué representa facilitar las búsquedas o mejorar la coordinación de los Padrones municipales? ¿Podríamos tener algunos ejemplos de cómo va a incidir este esfuerzo en ese propósito?

Sin más detalles, me resulta difícil entenderlo, ya que si actualmente existen problemas para diferenciar personas que tienen el mismo nombre y apellidos con misma fecha de nacimiento y sin documento (en general  menores),  me da que pensar que ahora se sumarán nuevos casos, al tratar todo sinónimo o asociación de apellidos o hipocorísticos de los nombres (véase Francisco como Paco, Pancho, Curro, etc..) ,  a los casos ya existentes.

Sobreentendiendo que en la finalidad ha de haber un claro beneficio que no entendemos muchos de nosotros , en otro orden de cosas, creo que el punto más crítico de este tratamiento es el que se deriva de la gestión de dichos errores, para los cuales, el mejor aliado ha de ser la imaginación, ya que aspectos como la fonética, posibles variantes ortográficas en la escritura de los mismos, parecidos razonables, permutación de partículas o caracteres y otros trucos, son los que nos deberán permitir, de una forma muy poco objetiva, alcanzar el propósito y no desquiciarnos en el intento.

Si a todo esto le añadimos que el mayor volumen de gestión se concentra en los casos de apellidos y nombres extranjeros, DE TODAS LAS NACIONES DEL MUNDO, tenemos dos opciones: o contratamos a un experto en antroponimia o tiramos la toalla.

Para ilustrarlo, me voy a remitir a uno de los ejemplos del manual facilitado por el INE para realizar las propuestas de codificación, en este caso en relación al error 51 del ejemplo del nombre propio AMANANDA, una vez comprobado, por el Ayuntamiento, que el nombre es correcto y no ha habido error de transcripción al mecanizarlo en el padrón de habitantes:

Desde el subsistema del INE, se comprobará si no ha sido gestionado por otro Ayuntamiento y por tanto sigue pendiente de codificar, en cuyo caso, el primer consejo que se nos propone es la búsqueda de este literal con el operador “Parecido”, que devuelve según el ejemplo, los siguientes literales: AMARANDA, AMARANDO, AMARANDA y ARANADA

Ante estos resultados, se propone otra comprobación, eliminado la primera vocal y buscando el valor “parecido a” MANANDA, que devuelve el siguiente resultado: AMANDA

En este caso, sugiere que lo asociemos a AMANDA y en la causa de asociación seleccionemos “Error de transcripción, Sinónimo o Traducción, en espera de que los servicios centrales la acepten o rechacen, pudiendo estos, solicitar información complementaria a la Ayuntamiento

Para escribir este artículo, a parte de las consultas que nos habéis trasladado, he intentado documentarme y he encontrado artículos muy interesantes, sorprendentes y muy variados según la antroponimia de cada cultura, a través de los cuales he podido sentir un gran desaliento, entendido como el que se produce cuando se percibe la magnitud de lo que sería necesario aprender para desenvolverse con soltura.

En el documento de aclaraciones sobre la gestión de estos errores de fecha 27 de junio de 2012, trasladado por el INE a los Ayuntamientos, se destacaba lo siguiente:

El INE respondió que eran conscientes de la dificultad que entrañaba su gestión, pero que estas incidencias no tenían repercusión en las cifras de población, se trataba de errores de depuración  y tenían el objetivo, ya señalado, de mejorar los diccionarios de nombres y apellidos para facilitar las búsquedas. Tarea que sería abordada por los Ayuntamientos en la medida de sus posibilidades.

Y tras esta más que demostrada dificultad,  me pregunto:

Si las propuestas hechas por cada institución han de ser aprobadas por los Servicios Centrales del INE, debo entender que disponen de personal experto en estas materias, que las revisa y aprueba o rechaza y siendo así ¿por qué la gestión de esos errores de depuración no se realiza directamente desde los servicios centrales, con la calidad y profesionalidad que merece?

¿Estamos ante un proceso de duración infinita porque el diccionario de nombres y apellidos se va creando a partir de la llegada y empadronamiento de nuevos extranjeros a nuestros municipios?

¡Zapatero a tus zapatos!

Compártelo

11 pensamientos en “Nombre y apellidos inválidos (Errores 51, 52 y 53 de depuración)

  1. Rafael

    Que se haya trasladado a los ayuntamientos la gestión de los errores 51,52 y 53 es una verdadera barbaridad.
    Desde luego que comparto plenamente la conclusión a la que se llega en el artículo: la confección del diccionario debe realizarse desde los Servicios Centrales del INE, que disponen de personal cualificado.
    Espero que los responsables del INE lean este blog y rectifiquen.

    Responder
  2. Joan Montané

    Hola,

    acabo de descubrir este blog, tal vez podais ayudarme en una cuestión relacionada con el padrón que no consigo encontrar documentada. No estoy vinculado a ninguna administración pública y es un interés particular relacionado con la ortografía del catalán y su implentación en el sector informático y en el de la administración. Tengo mucho interés en saber como se normaliza la ele geminada en el padrón, y la documentación disponible de forma pública ayuda mucho, la verdad, :(

    Según he alcanzado a averiguar, los carácteres válidos para el padrón son los correspondientes a la fase I de la resolución de 4 julio de 1997 (http://www.boe.es/boe/dias/1997/07/25/pdfs/A22875-22887.pdf). Majúsculas de la A a la Z (las vocales sin acentos), la Ñ, la Ç y algún otro símbolo más. Observemos que en ninguna de las 3 fases se prevee el carácter del punto medio “·” (código Unicode U+00B7), necesario para la ele geminada “L·L”. Por si hay dudas, hay nombres (p.ej. “Marcel·lí” o “Gal·la”), apellidos (p.ej. “Al·lés”) i nombres de vías (p.ej. “av. Paral·lel”) que usan la ele geminada.

    Entonces, mis dudas son,

    1ª ¿Todavía está vigente la fase I en el padrón, o ya se usa la fase 2 (vocales majúsculas con acentos)? la fase 3 dudo ques se implemente jamás.
    2ª La que más me interesa, dado que la resolución de 4 de julio del 1997 no incluye el símbolo del punto medio “·” (Unicode 00B7) en la fase I (tampoco en la 2 ni en la 3) ¿Cómo se implementa el símbolo de la ele geminada (L·L) del catalán en el padrón? Entiendo que cada ayuntamiento puede codificarlo internamente como le de la gana (LL, L L, L.L o L-L, por ejemplo), ¿se produce algún tipo de normalización? ¿en los ayuntamientos o en el INE?

    Muchas gracias por cualquier información al respecto.

    Responder
  3. Elena Martín

    Buenas,

    Estamos en la fase 2, y justamente tu consulta se abordó y acordó en la última sesión que mantuvo el Consejo de Empadronamiento el pasado 6 de noviembre de 2014, que te transcribo literalmente:

    Por parte de los representantes locales de Barcelona se solicitó la inclusión en la tabla de caracteres utilizada para el intercambio de información del carácter que permitiera diferenciación de la elle geminada, “L·L”.

    El INE respondió que habían estudiado la propuesta ya transmitida en el grupo de trabajo y, aunque implicaba cambios en sus aplicaciones para la validación de los ficheros y los procesos de normalización, sí lo consideraban viable. No obstante, lo que se admitiría sería el punto volado o a media altura “· ” (no el
    carácter completo de la elle geminada). El INE informará del momento en que haya modificado sus aplicaciones para que los Ayuntamientos puedan enviarlo también en sus ficheros sin que se genere error y actualizará la tabla de caracteres admitidos con los códigos correspondientes.
    ….

    A principios de este mes de febrero el INE comunicó a los Ayuntamientos que ya han modificado sus aplicaciones para aceptar ese carácter.

    Saludos,
    Elena

    Responder
    1. Joan Montané

      Ostras, muy bien!!!

      Muchas gracias por la respuesta tan rápida y satisfactoria, :)

      La única pista que tenía al respecto era este tweet: https://twitter.com/DiLiAlmassora/status/558622211373031426

      Fase 2 y con el punto volado aceptado!!! por fin podré ir al ayuntamiento y “obligarles” a que pongan bien mi apellido, que tiene una tilde, :) y otra tilde que tiene un famíliar cercano en el nombre, :D

      ¿Sabes si los ayuntamientos harán acciones de normalización/corrección con los datos pasados? Me explico, un ciudadano de nombre “Marcel·lí”, que hasta ahora aparecía en el padrón como “MARCELLI”, “MARCEL-LI”, “MARCEL.LI” o “MARCEL LI”, ¿le normalizarán los datos a “MARCEL·LÍ”, o se dejará en fase 1 salvo reclamación del particular?

      Ahora ja se admite el punto volado (U+00B7), bien!!! tienes conocimento de si, anteriormente, en fase 1, ¿había algún tipo de normalización fijada de la “L·L”? se me ocurren 3 posibles: LL, L.L, L L ¿o cada ayuntamiento/funcionario hacía lo que buenamente podía?

      Y, finalmente, ¿cómo es posible que este tipo de normativa no sea pública? Llevo años intentando poner la tilde de mi apellido en el padrón, por eso conozco la existencia de la resolución del 1997. ¿Ha habído otra resolución regulando la fase 2? ¿és pública? ¿algún enlace?

      Gràcies!!! :)

      Responder
  4. Elena Martín

    No creo que los Ayuntamientos hagan, a iniciativa propia, la corrección de esos datos personales ya que a no ser que dispusieran de una fuente correcta para comparar los datos de forma automática, entiendo que es laborioso revisarlo manualmente, aunque aquí cada uno hará lo que considere.
    La fórmula para introducir la información en estos casos la decide cada Ayuntamiento, de manera que para el caso que citas, puedes encontrarte cualquiera de las variantes que describes. Aun y así, me atrevería a decir que por lo que he visto o las consultas recibidas, lo más habitual es que lo estén escribiendo como L.L. También puede depender de las aplicaciones que utilicen y las restricciones que tengan estas por la plataforma que las soporte.
    En relación a la Fase 2, no puedo confirmarte, si no es buscando entre las múltiples actas del Consejo de Empadronamiento, en que fecha se aceptó la fase 2, aunque creo que podríamos estar hablando de un par de años y por último, como bien dices, no encuentro explicación alguna a que los acuerdos que se toman en las sesiones del consejo de empadronamiento no se hagan públicas y que por tanto, no haya más transparencia en un tema que a mi modo de ver no contraviene ningún precepto de la LOPD y que muchas de sus decisiones afectan al software que desarrollan las empresas privadas para la Administración Pública. No obstante, te emplazo a leer mi post de enero sobre “Normativa Legal” en la que opino sobre este tema.

    Saludos,
    Elena

    Responder
  5. Joan Montané

    Muchas gracias por todo!!! Parece mentira que no se hubiese definido un criterio unificado para “aplanar” la L·L en la fase 1. En fin… paciencia.

    Saludos!!!

    Responder
  6. nombre

    Hola, he llegado mediante un buscador a este artículo, incluyendo sus muy interesantes comentarios.

    Veo que en los mismos se hace referencia a la vigencia de la Fase 2. ¿Estamos ya, por curiosidad, en la 3 actualmente o seguimos en la 2?

    En todo caso, si en mi Ayuntamiento conseguí que corrigieran mi nombre en los datos del padrón, incluyendo las tildes, ¿por qué dicha corrección no ‘surte efecto’ en el INE? ¿Por qué sigue llegando, por ejemplo, la típica tarjeta del censo electoral con el nombre sin corregir? ¿No se supone que el INE actualiza los datos conforme estos sean actualizados en los Aytos.?

    Saludos.

    Responder
  7. Elena Martín

    Primeramente aclararte que seguimos en la fase 2 y no tengo conocimiento de previsiones para el uso de la fase 3.
    Por otro lado, los datos del padrón y del censo NO se almacenan ni se extraen de la misma fuente ya que lo supervisan dos organimos diferentes. Los datos de padrón los gestiona el INE y los datos del Censo la OCE (Oficina del Censo Electoral). Mensualmente los ayuntamientos remiten las modificaciones de su padrón al INE y éste tiene procesos internos de transferencia hacia la OCE y por tanto al ser bases de datos diferenciadas no hay garantía que concuerden en su totalidad. En este caso, no puedo confirmarte, porqué lo desconozco, si las bases de datos del Censo permiten la incorporación de los caracteres de la fase 2 o bien si ese tipo de modificaciones no se cargan en el censo. También pudiera ser que tu ayuntamiento no lo haya comunicado al INE en sus ficheros mensuales y solo lo haya corregido en el padrón. ¿No se si lo has consultado con ellos?
    Me parece interesante tu observación y en cuanto tenga oportunidad me informaré y en su caso añadiré un comentario en este mismo post.
    Saludos,
    Elena

    Responder
    1. nombre

      Hola Elena, gracias por dedicarle unos minutos de tu tiempo.

      En el empadronamiento (o sea, en el Ayto.) el nombre está corregido; el día que fui a hacer la gestión, en la misma oficina, tras hacer la corrección, ellos mismos me dieron un certificado sobre la marcha y aparecía ya con tildes.

      Sin embargo, al consultar los datos en el INE (se puede hacer con DNIe, Cl@ve, etc.) el nombre aparece sin tildes, aun cuando consta la fecha de última de modificación, que fue precisamente aquella en que gestioné la corrección en el Ayto. O sea, que parece que sí está transmitida esa info desde el Ayto. al INE, pero en éste (por sus sistemas informáticos, o vaya usted a saber) no se refleja.

      De hecho, con lo que he aprendido en tu blog sobre la Fase 2 de la tabla de caracteres, llamé ayer a la oficina provincial del INE interesándome por el asunto y transmitiéndole esta misma duda que tengo, y la persona que me atendió no tenía ni recontrapajolera idea de fases, ni tildes, ni nada (como si le hablara en chino mandarín). Me dijo que volviera a llamar en unos días que volvía el jefe.

      Parece mentira que en el año 2016 aún haya problemas para escribir los nombres de los ciudadanos correctamente, incluyan tildes, diéresis o puntos volados. De hecho, esto parecer ser endémico en la AGE, que parece estar ‘anclada’ en la fase 1 (o sea, todo escrito en mayúsculas y sin tildes) de forma perpetua.

      Saludos.

      Responder
  8. Alfredo

    Buenas tardes Elena,
    Realizando búsquedas de información en San Google, muchos de los resultados me traen a este blog.
    Como quiera que no encuentro lo que busco, me atrevo a trasladarle el objeto de mi búsqueda.

    TEMA: Las partículas delante de los apellidos.

    Lo que he encontrado hasta la fecha es lo que se explica en el documento “Diseños de registro de los ficheros de intercambio de información INE – Ayuntamientos. Marzo 2015″ donde solo se entienden como tal DE, DEL, DE LA, DE LAS, DE LOS, LA, LAS, LOS, VAN, VD, TEN, Y, I.

    Por otra parte, en la revista másINE, leo que, el 23 de Junio de 2016, la Comisión Permanente del Consejo de Empadronamiento fue informada, entre otras, de “la solicitud por parte de la Diputación de Barcelona de ampliar las partículas de apellidos utilizadas en los ficheros de intercambio de variaciones”.
    A partir de aquí no he encontrado nada más.

    ¿Siguen vigentes las partículas del diseño de registro? ¿Ha habido alguna ampliación?

    Muchas gracias de antemano y perdón por el latazo.

    Atentamente,

    Responder

Responder a Rafael Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *