El Padrón de Habitantes y el Registro de Entradas y Salidas

14 junio, 2016


RegPHLas solicitudes de volantes, certificados o variaciones en el padrón, en la mayoría de los casos, solo se anotan en el Registro de Entrada cuando son presentadas a través de la Sede Electrónica,  y análogamente en este ámbito, solo se acostumbra a registrar la salida de las notificaciones que se generan a los ciudadanos a partir de los diferentes expedientes padronales.

En la gestión de trámites presenciales, en cambio, son poco habituales estas prácticas, entre otros motivos porque dichas pruebas, en general, quedan trazadas en las propias aplicaciones y por tanto, y aunque pudiesen realizarse de forma automática, no dejarían de suponer una duplicidad.

La Ley de Procedimiento Administrativo 30/1992, si nos ceñimos al redactado de su artículo 39, no dejaba lugar a dudas en cuanto a la obligatoriedad de hacerlo en todos los casos.

Los órganos administrativos llevarán un registro general en el que se hará el correspondiente asiento de todo escrito o comunicación que sea presentado o que se reciba en cualquier unidad administrativa propia. También se anotarán en el mismo, la salida de los escritos y comunicaciones oficiales dirigidas a otros órganos o particulares.

No obstante, el artículo 16 de la nueva Ley 39/2015, ha quedado redactado bajo un nuevo y sorprendente enfoque:

Cada Administración dispondrá de un Registro Electrónico General, en el que se hará el correspondiente asiento de todo documento que sea presentado o que se reciba en cualquier órgano administrativo, Organismo público o Entidad vinculado o dependiente a éstos. También se podrán anotar en el mismo, la salida de los documentos oficiales dirigidos a otros órganos o particulares.

Este matiz en relación al Registro de Salida y en el contexto de la nueva Ley es importante, ya que si el canal habitual entre la administración y la ciudadanía va a ser el medio electrónico, es de suponer que serán esos medios o sistemas los que acreditarán y conservaran las evidencias de estas comunicaciones y seguramente será el motivo por el que se pueda prescindir del Registro de Salidas en un futuro próximo. Aunque, si esta deducción es acertada ¿también pudiera ser que el Registro de Entrada, sobre todo para los casos de trámites desasistidos y automáticos, pudiera encajar en el mismo supuesto?

En el caso del Padrón de Habitantes y mediante el uso, esperemos que cada vez más frecuente, del servicio de Verificación de Datos de Residencia (SVDR) de la Plataforma de intermediación de datos del MINHAP , entre otros servicios de ámbito autonómico, estas funciones quedaran delegadas a esas otras administraciones, que al efectuar las peticiones directamente sobre la base padronal del INE tendrán sus propios mecanismos de seguimiento.

Para mejorar la coherencia y eficacia entre la amalgama de sistemas que posee cada Administración Local, habría que auditar y adecuar todos los procesos analizando en que punto deberían “encontrarse” con el Registro de Entradas ¿y Salidas? que sin duda es el eje transversal entre todos ellos.

El Registro General de Entradas y Salidas, conjuntamente con el Padrón de Habitantes, es otro de los ámbitos de mi interés, a partir del cual y durante estos 30 años puedo confirmar que genera dudas razonables en cuanto a su interpretación y alcance.

Aunque en este artículo mi intención era exclusivamente la de encender una chispa para la reflexión, os adelanto que más adelante trataré otros sistemas que van o deberían ir de la mano del Padrón de Habitantes.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *