Archivo de la categoría: Otros

Empadronamiento de menores

Menores3Tras las vacaciones, y con las pilas cargadas para abordar la recta final del año, nos volvemos a encontrar en este portal que comparto con vosotros mes a mes y al que esta vez me asomo para tratar el tema de la inscripción de menores en el padrón de habitantes en los casos de separaciones o divorcios, trasladado en numerosas ocasiones al Consejo de Empadronamiento.

Recordemos que cuando se solicita la inscripción o cambio de domicilio de un menor con uno solo de sus progenitores, además de los requisitos habituales, debe exigirse la firma de ambos progenitores (siempre que la guardia y custodia del menor no esté confiada en exclusiva al que realiza la solicitud) y en el artículo 2.2.1 que habla de la documentación acreditativa para la representación legal se detalla que:

En los supuestos de guarda y custodia de menores compartida por ambos progenitores en períodos de tiempo muy equilibrados, si la sentencia judicial por la que se fija la misma no se pronuncia sobre el lugar de empadronamiento, el Ayuntamiento, siempre que sea conocedor de la situación, exigirá prueba documental de que existe mutuo acuerdo entre los progenitores antes de tramitar cualquier modificación del domicilio del menor y, en caso de que no se pueda acreditar el mutuo acuerdo, exigir la presentación de una resolución judicial que se pronuncie expresamente sobre el empadronamiento, y no llevar a cabo la modificación en tanto no se aporte alguno de los documentos anteriores.

Por tanto,  y aunque tras dichas especificaciones, no parecería que debieran surgir demasiadas dudas en la forma de proceder, voy a trasladaros seguidamente algunas cuestiones que he recuperado tras la lectura de las diferentes actas y acuerdos del Consejo de Empadronamiento:

  • Uno de los progenitores solicita la anulación del empadronamiento por alegar que él tiene la guardia y custodia o bien alega que es con él con quien vive más tiempo al año.
  • Uno de los progenitores reclama al Ayuntamiento por no constar la autorización de consentimiento mutuo a la fecha de su inscripción.
  • Qué actuación se debe seguir cuando en el momento de la inscripción estaban dados de alta ambos progenitores y actualmente solo uno de ellos.
  • Uno de los progenitores solicita la nulidad del empadronamiento cuando él tenía la guardia y custodia pero realmente el menor vivía con el otro progenitor y actualmente la sigue manteniendo.

En este artículo no voy a desarrollar ninguno de los anteriores casos, cuyas respuestas podéis encontrar en los documentos facilitados por el propio Consejo de Empadronamiento tras sus sesiones periódicas. Lo que pretendo es hacer una reflexión en base a los motivos que pueden propiciar estas situaciones.

Cada día es más habitual que los tribunales concedan a los progenitores custodias compartidas al 50% del tiempo y por tanto que el menor conviva con su padre y madre el mismo número de días al año y frente a esta casuística me pregunto  ¿Por qué es tan importante para cada uno de los padres que su hijo esté empadronado con él?  ¿Qué beneficios se obtienen al poder acreditar la residencia del menor en uno u otro domicilio?

Probablemente la respuesta la encontraríamos en otras normativas que requieren demostrar el domicilio de empadronamiento, de las que se me ocurren principalmente las que repercuten en la designación del centro escolar o las que designan el centro de asistencia primaria, además de otros beneficios que se regulan en las ordenanzas municipales a favor de los residentes, es decir de los que están inscritos en el padrón.

Si además los progenitores están inscritos en diferentes municipios, la situación suele agravarse en función de los intereses de cada uno, produciéndose, incluso en caso de mutuo acuerdo, movimientos “irregulares” en función de esos intereses pactados.

En conclusión, y aquí defino mi reflexión: me sorprende que tras la carga extra de atención que requiere para los Ayuntamientos este tipo de empadronamientos, no se profundice más en los motivos que inducen la inscripción  y que no se abran nuevos planteamientos en cuanto a las prestaciones que se les pueden otorgar a los menores en las anteriores situaciones, pudiendo servir el empadronamiento en cualquiera de los dos domicilios.

Recordemos que en cualquier otra situación y en última instancia, los inscritos en el padrón han de estarlo al margen de su situación legal (caso de extranjeros) u ostentación de titulo que le otorgue derecho sobre una vivienda (caso de indigentes u ocupas). Si aliviásemos la presión que promueve a sus progenitores a empadronarlos en uno o en otro domicilio, probablemente, no se producirían estas situaciones.

Compártelo

¿Qué es el NIA?

NIA3

El NIA es el acrónimo de “Número de Identificación del Ayuntamiento” y es un distintivo que deben tener asignadas todas las personas que figuren inscritas en el padrón de habitantes y que en el documento “Diseños de registro de intercambio de información” se define de la siguiente forma:

El campo NIA deberá ser asignado por el Ayuntamiento y deberá identificar sin ambigüedades al habitante con la única premisa de no reasignar un NIA antiguo a una persona diferente. Sin embargo, al tratarse de un número de identificación de personas sería conveniente que se recuperaran los asignados con anterioridad. No deberá existir ningún habitante que no tenga asignado su correspondiente NIA.

Para alertar a los Ayuntamientos de las anomalías que puedan detectarse en este dato y en el caso de no ceñirse a estas recomendaciones, el INE devuelve 2 tipos de errores:

  • Error 48 – NIA inválido (cuando no figura valor alguno o bien incluye caracteres inválidos)
  • Error 107 – Cuando se ha remitido una variación de Alta o modificación de un habitante cuyo NIA ya figura en otra inscripción padronal del municipio.

Del análisis de estas recomendaciones y la devolución de las incidencias anteriores, se intuía que el NIA nacía con el propósito de permitir identificar inequívocamente a cada inscrito durante el proceso de traslado de información entre los Ayuntamientos y el INE mediante los ficheros de intercambio y así evitar la dificultad que podía suponer identificarlo por el resto de datos teniendo en cuenta que todos ellos pueden variar. Tengamos en cuenta, y como ejemplo, el caso de los menores que se inscriben sin documento o los extranjeros con tarjeta de residencia y que posteriormente pueden obtener un DNI, así como otros casos en los que pueden cambiar sus apellidos o cualquier otro de sus datos identificados, incluidos aquellos producidos por errores tipográficos en los mismos.

Actualmente no se utiliza de forma exclusiva este identificador  y ante cualquier modificación remitida al INE, éste contrasta al habitante mediante un conjunto de datos que se encuentran en el bloque de los datos de identificación o antes de variación y tras ese contraste incorpora los datos tras variación y en el caso de que estos datos iniciales NO sean coincidentes con los que obran en el INE, el registro es devuelto al Ayuntamiento con diferentes errores como el 78 – Modificación no encontrada  o el 75 – Baja no encontrada.

En relación a la recomendación “sería conveniente que se recuperaran los NIAS asignados con anterioridad”, refiriéndose a los casos en que el ciudadano vuelve a inscribirse en el mismo municipio,  es conveniente utilizar los mecanismos que pueda ofrecerle su aplicación para recuperar ese dato, teniendo en cuenta que en estos casos no estamos simplemente recuperando el NIA sino que estamos enlazando los movimientos del habitante y por tanto unificando todo el histórico del habitante de forma que sea tratado como un mismo habitante a todos los efectos y frente a cualquier certificación que pueda expedirse del mismo.

Es cierto que en ocasiones, por los motivos explicados anteriormente en cuanto a la variación que han podido surgir en los datos,  puede resultar difícil la “repesca” pero, aún y así, si posteriormente al alta y tras alguna comprobación o alerta se aprecia este defecto, es importante proceder a una unificación. Lógicamente en estos casos será complicado mantener el mismo NIA para todos los movimientos ya que los movimientos anteriores no podrán ser modificados porque ya fueron incorporados por el INE y aunque para la nueva alta pudiésemos aplicar una modificación de datos personales, tampoco conseguiríamos que el NIA del movimiento de alta enviado tomase ese nuevo valor en la base de datos del INE.

Aunque la mayoría de aplicaciones de Padrón de Habitantes gestionan el NIA de forma automática mediante el uso de un contador incremental y dinámico y por ello no debe preocuparnos su asignación, es importante tener en cuenta los aspectos detallados anteriormente.

Que paséis un buen verano!!  Nos vemos en septiembre!!

Compártelo

Domicilio de empadronamiento

casaarbol

Tras la lectura periódica de las consultas que se trasladan a la Comisión Permanente del Consejo de Empadronamiento y ante la reiterada casuística en la que se expresan dudas en relación al empadronamiento en determinadas circunstancias, entre ellas y por ejemplo las siguientes:

  • ¿Se puede empadronar a las personas que carecen de titulo jurídico que acredite la propiedad del inmueble o un derecho de uso del mismo?
  • ¿Se puede empadronar en una chabola, caravana, cueva, vivienda  en construcción, naves industriales abandonadas, edificios declarados en ruinas u otros locales que según el ordenamiento legal no tienen uso como vivienda, o que no tienen concedida la habitabilidad?
  • ¿Puede oponerse un propietario de una vivienda a un alta autorizada por el inquilino sin su consentimiento?
  • ¿Puede empadronarse un mayor de 16 años en una vivienda independiente de sus padres?
  • ¿Puede el propietario de una vivienda solicitar el empadronamiento en un domicilio en que está inscrita una persona que no dispone de ningún título acreditativo?

Frente a estas cuestiones y otras similares, tengo la convicción de que ante la imposibilidad de modificar las circunstancias en las que se producen, la respuesta  siempre acaba siendo la misma y básicamente responde a la siguiente cuestión:  ¿Vive realmente esta persona en ese domicilio?

Si la respuesta es SI, no existe duda alguna de que se debe empadronar en ese domicilio y este hecho se deduce y así se expresa a través de las diferentes consultas resueltas por el Consejo de Empadronamiento, en base a diferentes normativas:

Art. 17.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local: Los Ayuntamientos realizarán las actuaciones y operaciones necesarias para mantener actualizados sus Padrones de modo que los datos contenidos en éstos concuerden con la realidad.

Resolución de 16 de marzo de 2015 sobre instrucciones técnicas a los Ayuntamientos sobre la gestión del Padrón municipal: la inscripción padronal es completamente independiente de las controversias jurídico-privadas sobre la titularidad de la vivienda, lo es también de las circunstancias físicas, higiénico-sanitarias o de otra índole que afecten al domicilio.

..Cuando existan indicios que hagan dudar de que se vaya a establecer la residencia en el municipio, o de alguno de los datos declarados por el ciudadano, antes de proceder al alta, o a la modificación de datos en el Padrón, el Ayuntamiento, presentada la correspondiente solicitud por parte del interesado, ordenará los actos de trámite necesarios para comprobar la veracidad de los datos consignados en la solicitud, dictando la correspondiente resolución.

Por tanto, y a mi entender, será potestad del propietario o un tercero presentar los recursos pertinentes para, en su caso, producir el desalojo y en consecuencia incoar el correspondiente expediente administrativo para cursar la baja o cambio de domicilio en el padrón de habitantes.

Compártelo

Cesión de los datos del Padrón a la propia Entidad

Origenes_personas

¿Es lícito obtener datos del Padrón de Habitantes desde otros ámbitos del Ayuntamiento?

Es habitual que muchas Entidades, para agilizar y optimizar la introducción de datos a través de las aplicaciones informáticas que utilizan, habiliten sistemas que permitan capturar interesados y direcciones de otros orígenes, así por ejemplo, en general se percibe como necesario rescatar desde el Registro General de Entradas y Salidas, programas de gestión de tributos o de gestión de expedientes, datos básicos en relación al nombre, apellidos y del domicilio de otras aplicaciones.

Habitualmente uno de los orígenes más utilizados para obtener datos de personas es el del padrón de habitantes, ya que son los vecinos los que mayoritariamente interactúan con su administración.

Esta práctica, que a mi entender no incumpliría la LOPD ya que actualmente la mayoría de Entidades disponen de Oficinas de Atención al Ciudadano, en las cuales y para facilitar la gestión al ciudadano, se opera en modalidad ventanilla única y por tanto se trabaja directa o indirectamente con diferentes aplicaciones, se ve reforzada tras la lectura del artículo 147 del Reglamento de Organización, funcionamiento y régimen Jurídico de las Entidades Locales. RD, 2568/86,  en el que se describe lo siguiente:

  •  1. La tramitación administrativa deberá desarrollarse por procedimientos de economía, eficacia y coordinación que estimulen el diligente funcionamiento de la organización de las entidades locales.
  •  2. Siempre que sea posible se mecanizarán e informatizarán los trabajos burocráticos y se evitará el entorpecimiento o demora en la tramitación de expedientes a pretexto de diligencias y proveídos de mera impulsión, reduciéndolos a los estrictamente indispensables.

Por lo cual,  uno de los objetivos que indiscutiblemente van a permitir esa eficacia, va a ser una interrelación de los datos obrantes en las diferentes aplicaciones, incidiendo en la agilidad que va a representar no introducir nuevamente unos datos que otro sistema de la corporación ya posee, evitando así duplicidades y sobre todo mejorando la calidad de los datos, uno de los principios básicos de la LOPD.

Si además prestamos atención al artículo 17.2 de la LBRL,  en el que, en relación a la actuación municipal sobre la gestión del Padrón,  se dice que: «Se realizarán las actuaciones y operaciones necesarias para mantener actualizados sus Padrones de modo que los datos contenidos en éstos concuerden con la realidad», encontraremos un motivo más para esas prácticas.

Actualmente,  para velar por la exactitud, veracidad y actualidad de los datos, existen medios que con carácter obligatorio ya se aplican en el padrón, como son:

  1.  El envío de variaciones relativo a nacimientos, defunciones y cambios de nombre y apellidos, sexo y nacionalidad desde las oficinas de Registro Civil.
  2. Información relativa a nuevas Expediciones de DNI o  Tarjetas de residencia desde el Ministerio del Interior.
  3. Información de titulaciones escolares o académicas desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.
  4. Otras informaciones que proporciona el INE a partir de los contrastes que efectúa en la coordinación que asume de todos los padrones.
  5. Otras variaciones a efectos censales, comunicadas por la Oficina del Censo Electoral

Por tanto, la interrelación de datos y coordinación de los recursos informáticos en este sentido, aparte de ser una medida que agiliza la gestión, permite, mediante el contraste de los mismos, promover mecanismos que sin lugar a dudas incidirán en la calidad de los datos y por tanto en una mejora del servicio al ciudadano,

Por y para garantizar los beneficios de todo ello, es importante que el responsable del fichero o tratamiento, y en este caso me ciño a los datos del padrón de habitantes,  sea conocedor de este uso,  así como del personal autorizado a dichas consultas y sobre todo traslade los mecanismos básicos a implantar en los casos que los datos no sean coincidentes.

 

Compártelo

Tarjeta de Residencia – NIE

Tarjeta_ResidEl NIE es el Número de Identificación de Extranjero que identifica a los ciudadanos extranjeros (tanto comunitarios como extracomunitarios) ante los órganos del Estado Español y la Tarjeta de Residencia es el documento físico que contiene los datos de: identificación, foto, número de NIE y tipo de autorización de estancia o residencia en España.

Es probable que muchos de vosotros conozcáis el porqué los NIES expedidos a partir de julio de 2008 empiezan por Y, en lugar de X como venían haciendo hasta esa fecha, pero para todos aquellos que lo desconozcáis, aquí os hago un breve resumen.

El NIE se empezó a utilizar en España en el año 1997 y se concibió con una estructura inicial de 9 posiciones (un número secuencial de 7 dígitos, precedido por la letra X, seguido de un carácter de verificación alfabético). Al aumentar el número de inmigrantes, el formato inicial se vio desbordado por el número de documentos expedidos, más de diez millones, lo cual hizo preciso que el Ministerio del Interior, ante el grave impacto que podría causar el cambio de formato en algunas aplicaciones informáticas y la imposibilidad de actuar de forma rápida,  aprobara una orden ministerial para habilitar un nuevo sistema que diera cabida a esta nueva problemática, adaptándose a la longitud anterior de este campo (ORDEN INT/2058/2008, de 14 de julio, por la que se modifica la Orden del Ministro del Interior de 7 de febrero de 1997, por la que se regula la Tarjeta de Extranjero, en lo concerniente al número de Identidad de Extranjero)

Recordemos que la estructura del Padrón de habitantes ya tenía prevista una longitud que permitiese abordar esta casuística, y que por tanto permitiese la utilización del mismo campo tanto para el NIE como para el DNI/NIF, estableciendo para la cumplimentación del NIE 10 caracteres (‘X’, más 8 dígitos -con ceros a la izquierda- más carácter de control) - (Orden de 11 de julio de 1997 sobre comunicaciones electrónicas entre las Administraciones públicas referentes a la información de los Padrones Municipales),

Por lo cual, la fórmula implementada para la introducción de los “nuevos” NIES en las diferentes aplicaciones sin tener que modificar estructuras, se concretó de la siguiente manera:

  • Para los primeros 9.999.999 extranjeros, se asignó la letra X que equivale al dígito 0
  • Para los siguientes  9.999.999 extranjeros, se asignará la letra Y que equivale al dígito 1
  • Para los futuros 9.999.999 extranjeros, se asignará la letra Z que equivale al dígito 2

Y por tanto, nos podemos encontrar con infinidad de números repetidos, pero con una letra diferente que nos indicará mediante las normas referidas, a qué tramo pertenecen. A modo de ejemplo, si se hubiese ampliado el campo NIE en un dígito más, el  NIE que hubiese correspondido al  X10002153M, en el actual sistema se convierte en el NIE Y00002153M.

Futuras generaciones se encargaran de tratar el sistema cuando se supere el número de 29.999.999 extranjeros.

Nos encontramos nuevamente en Septiembre. ¡Buenas vacaciones a todos!

Compártelo

El ciudadano y los errores administrativos

Ajedrez1Cuando inicié este blog, compruebo con sorpresa que ya hace más de un año, mi intención principal era, básicamente, compartir experiencias y conocimientos en relación a la gestión del Padrón de Habitantes que hacen los Ayuntamientos del mismo, y me complace constatar que su lectura no se reduce meramente a este colectivo y que además hay ciudadanos que llegan hasta él, ya sea por curiosidad o en este particular,  en busca de una respuesta a un problema concreto.

En este caso, un ciudadano se dirige al blog (artículo de fecha 15 de febrero), exponiendo que su problema es que figura empadronado en un Ayuntamiento en el que él nunca se ha inscrito, habiéndose producido  la baja en el otro, el cual lógicamente no le puede expedir un certificado de estancia hasta la fecha actual, creándole así un grave perjuicio al no poder optar a  una ayuda para la vivienda.

Explica que el  Ayuntamiento que ha realizado el Alta no tiene ningún mecanismo para demostrar que tuvo su consentimiento para realizar la misma y que ésta puede proceder de un proceso automático. El Ayuntamiento de baja le sugiere que, para deshacer la misma, requiera al Ayuntamiento del Alta una comunicación del error, añadiendo que probablemente  no se podrá corregir en la base del INE.

En primer lugar, no tengo constancia de procesos que automáticamente inscriban a un ciudadano en el Padrón de Habitantes, a no ser el alta de recién nacidos (Altas por Nacimiento) o aquellas Altas que habiendo podido generarse por decreto de Alcaldía, siempre tendrían asociado un expediente de Alta con todo el procedimiento administrativo que comporta, que parece que no es ninguno de los dos casos.

Con lo cual, a mi parecer, el Ayuntamiento de Alta, si no tiene ninguna justificación documental para demostrar el Alta, deberá enviar al INE una baja por Inscripción Indebida a la misma fecha del Alta, remitiendo al Ayuntamiento inicial y al ciudadano una notificación en la que haga constar este hecho, de forma que éste pueda deshacer la Baja que realizó en su día.

Ciertamente, con el actual sistema de intercambio de información de los Ayuntamientos con el INE, no existe la posibilidad de que los Ayuntamiento puedan remitir “contra-movimientos” y así deshacer este tipo de errores en la base del INE, ya sean errores administrativos o de los propios sistemas informáticos, pero está claro que el ciudadano no tiene porqué verse afectado por los mismos y que ante todo el Ayuntamiento debe reflejar la realidad.

La forma de solucionar este tipo de errores con el INE puede abordarse desde el Ayuntamiento de diferentes formas y en el caso de que al trasladárselo a la correspondiente Delegación Provincial  no pudiera arreglarse con un proceso manual por las Oficinas Centrales,  hecho que me consta viable, se podrán realizar movimientos ‘ficticios’ en el Padrón de Habitantes para contrarrestar los movimientos del INE y dejar sin efectos de cara al historial del ciudadano, esos movimientos erróneos.

Compártelo